domingo, 8 de abril de 2012

La Noocracia Democrática y la Construcción del Gran Supercerebro Mundial


¿Qué tiene que ver un pequeño y helado país nórdico con el futuro de la humanidad?

Por: Edwin Francisco Herrera Paz. En el libro que escribí junto a José María, llamado PENSANDO FUERA DE LA CAJA, publiqué un artículo en el que propongo un nuevo tipo de sistema político llamado noocracia democrática. Al parecer la idea de un sistema no ha calado aun en la psiquis del público, y creo que es por “incomprendido”. Por ello, y debido a que todavía ningún periodista me ha entrevistado para aclarar las dudas sobre la noocracia democrática, tomé lápiz y papel, y grabadora en mano decidí “YO MISMO” hacerme una entrevista a “MI PERSONA”. A continuación transcribo el texto de dicha entrevista.

Libro de lectura interesante“YO MISMO: ¿Qué es la Noocracia Democrática?

MI PERSONA: Es un nuevo sistema político basado en la evolución natural de la tecnología en la moderna sociedad humana, tomada esta como una fracción del universo mucho más amplio de los sistemas biológicos. 

Su nombre deriva de dos palabras: 1) Noocracia, que básicamente es un sistema político propuesto por el filósofo griego Sócrates y que etimológicamente significa noos = intelecto y Kratos = poder. Es decir, el poder en manos del intelecto. Y 2) Democracia, derivada de los vocablos griegos demos = pueblo y Kratos. Para Platón, la noocracia es la aristocracia de los sabios encabezada por un filósofo rey que guiaría al mundo por el camino correcto. Para Sócrates la noocracia debía substituir a la democracia, por lo que ambos términos parecen ser en principio opuestos y contradictorios. 

Sin embargo en la modernidad surgen diversos términos alusivos a la sabiduría de la colectividad, como noosfera, y finalmente Mikhail Epstein redefine la noocracia como el poder en manos de la inteligencia colectiva. Y es que en la actualidad, la educación de calidad ha llegado tanto a las masas que el término noocracia aplicado a un regente sabio ya no tiene sentido. Los mandatarios en todo el mundo pueden ostentar títulos de postgrado, o a lo sumo, son asesorados por un pequeño grupo de intelectuales expertos en las diferentes ramas del saber. 

alt
YO MISMO: ¿Pero entonces no son ya muchos estados actuales noocracias y a la vez democracias puesto que son encabezados por mandatarios muy bien educados electos por el pueblo? 

MI PERSONA: En realidad, los sistemas políticos actuales no son ni lo uno ni lo otro, lo cual explico a continuación. La noocracia en el sentido antiguo ha demostrado ser insuficiente para la complejidad actual de los sistemas sociales. Un gobernante acompañado de un grupo de asesores y ministros se ha vuelto incapaz de conocer y comprender todas las variables que actúan en el seno de un sistema social complejo, constituido por diversas organizaciones y colectividades que cambian en tiempo real, en el que aparecen propiedades emergentes a diario gracias a la rápida convergencia entre tecnologías. 

alt
En nuestras sociedades modernas el cambio es la norma, y lo que fue ayer, mañana ya no es. En los sistemas rápidamente cambiantes es imposible tomar decisiones acertadas basadas en el conocimiento propio y la experiencia personal, por muy bien educado que sea un gobernante. Se hace entonces indispensable un sistema para “censar” los cambios en tiempo real, o tal y como lo dice Joshua Cooper Ramo en su éxito de librería: “The Age of the Unthinkable: Why the New World Disorder Constantly Surprises Us And What We Can Do About It”, el sistema social debe ser tratado en tiempo real, utilizando medidas similares a las que se observan en los sistemas inmunes de los seres humanos. De esa manera, las soluciones a los diferentes problemas sociales se podrían plantear también en tiempo real, algo imposible para un puñado de hombres. 

alt Tom Hanks
Por otro lado los sistemas políticos presentes que pretenden ser democracias, tampoco lo son, en el sentido amplio aplicado por los griegos antiguos. En la verdadera democracia todos los ciudadanos tienen la oportunidad de participar en los asuntos de estado, a diario y mientras se ventilan. En las mal llamadas democracias actuales, los ciudadanos escogen a unos cuantos individuos que los representarán por unos años en la toma de decisiones y la administración del estado, pero resulta que esos representantes generalmente no actúan en representación de los electores sino de los poderosos grupos que les financian sus campañas políticas. Quien piense que muchas de las actuales estructuras de poder nacional alrededor del mundo son democracias, o es un iluso, o está más perdido que “El Naufrago”, con Tom Hanks. 

alt
YO MISMO: ¿Y cómo piensa que sería una verdadera noocracia democrática

MI PERSONA: Bien, comencemos con el término democracia. Las modernas investigaciones han demostrado que siempre la colectividad es mucho más certera que un solo individuo a la hora de evaluar algún asunto. Por ejemplo, si usted pide a un grupo de alumnos en un aula que calculen a ojo de buen cubero la temperatura ambiental, es posible que todos se equivoquen. Eso es porque es muy difícil para una persona evaluar la temperatura ambiental, y es por eso que utilizamos esos aparatos en los que la altura de una columna de mercurio representa la temperatura, que se llaman termómetros. Lo interesante de eso es que, aunque todos los alumnos se equivoquen en su estimación personal, lo más probable es que el PROMEDIO de todas las medidas se acerque muchísimo al valor correcto. Esta, al parecer, es una propiedad emergente de la colectividad que se ha dado en llamar “inteligencia colectiva”.  

La inteligencia colectiva no es la única propiedad emergente de la colectividad. Se ha demostrado que en la naturaleza lo usual es el acoplamiento de los ritmos, es decir, la sincronización. Siempre que encontramos diversos objetos del mismo tipo en movimiento la tendencia es a sincronizase. Los organismos biológicos se sincronizan de diversas formas con el objeto de efectuar acciones coordinadas para el bien de la colectividad. Ejemplos notables son el movimiento coordinado de cardúmenes, parvadas y manadas, la sincronía en las acciones de caza de muchos depredadores, y el censo de grupo en las bacterias. Es entonces la inteligencia colectiva junto con la sincronización la que hace que una sociedad de organismos biológicos se comporte como un superorganismo, en donde todos se conducen hacia el mismo fin por el bien de cada uno, pero que resulta en algo: una acción o una cualidad enteramente nueva. 

Entonces, en una sociedad humana es la libre participación de cada uno en las decisiones del grupo a cada momento, en tiempo real, la verdadera democracia. 

Ahora echémosle un vistazo al término noocracia. Según la concepción socrática el mejor sistema de gobierno es la noocracia porque se basa en la sabiduría de un hombre. Sin embargo, como apuntaba anteriormente, un grupo de organismos o seres humanos se comportará, en promedio, de una manera más sabia que el más sabio de esos organismos. Esto ya fue escrito hace muchísimos años por un hombre considerado por muchos como el más sabio entre los sabios. El rey Salomón dice en Proverbios 11:14: “Donde no hay buen consejo, el pueblo cae, pero en la ABUNDANCIA DE CONSEJEROS está la victoria”. 

Ahora bien, si de alguna manera lográramos que en un determinado país o ciudad los individuos más sabios en un tema o disciplina, es decir, con un mayor dominio de un área del conocimiento, fueran los encargados de analizar y tomar las decisiones de la sociedad sobre ese determinado tema, entonces estaríamos utilizando el enorme poder de la inteligencia colectiva en beneficio de esa sociedad: una verdadera noocracia. Si además, la participación de esos ciudadanos expertos se realizara voluntariamente, en libertad, sin intereses personales mediando, entonces estaríamos hablando de una verdadera noocracia democrática. La aparente contradicción de términos antagónicos se ha zanjado en una elegante síntesis. 

alt Blue and red superheroes
YO MISMO: Parece que lo que usted pretende es repartir el poder de decisión en los asuntos de estado entre todos los ciudadanos de un país. ¿Pero es que acaso no es eso lo mismo que decir comunismo?

MI PERSONA: La respuesta es un rotundo NO. La realidad es que, tradicionalmente, cuando hemos hablado de comunismo, socialismo o capitalismo, hemos hablado más de sistemas económicos que de verdaderos sistemas políticos. En el capitalismo puro es el libre mercado el que dicta los precios de los bienes y servicios y el que determina la distribución del capital entre los ciudadanos. En la cúspide, en la cima del poder, siempre estarán los que acumulen más capital. Un pequeño grupo de individuos que terminan dictando las pautas a seguir, compuesto por los dueños del capital, principalmente prestamistas y banqueros y otras especies de burguesías. 

En el comunismo o el socialismo, las reglas económicas, como la repartición de los bienes y servicios y los salarios de los ciudadanos, las dictan y manejan un pequeño grupo de entes gubernamentales, siempre al servicio o íntimamente interrelacionados con los dueños del capital, principalmente prestamistas y banqueros y otras especies de burguesías. Estamos hablando entonces de dos caras de la misma moneda. El hecho de que nos hagan parecer que un sistema político en particular es una democracia en la que los ciudadanos tienen el control, o de una dictadura controlada por un solo individuo, es irrelevante. En la realidad nunca los ciudadanos tiene el control, y siempre los dueños del poder económico lo tienen. 

En la noocracia democrática esto cambia. Se trata de un sistema político verdaderamente diferente en el que el poder ya no está a cargo únicamente de un grupo élite excluyente, sino también de todos y cada uno de los ciudadanos de la comunidad. Una noción radicalmente nueva que no solamente se acerca al verdadero concepto de democracia, como en la antigua Grecia, sino a un tipo de democracia más sabia que canaliza el enorme potencial de los recursos intelectuales para el bien de la sociedad. En este sistema el poder de decisión en los asuntos públicos es el que se reparte, no el capital. En realidad, en el ámbito de la noocracia democrática el sistema económico pasa a un segundo plano, ya que la colectividad se encargará de escoger el mejor esquema económico, aquel que en el equilibrio, beneficie a una fracción mayor de la sociedad con el mínimo de daños. 

Karl Marx
YO MISMO: ¿Y no es eso algo parecido a la utopía marxista?

MI PERSONA: No. Yo no pretendo que desaparezca el estado. Todo sistema está mejor conformado cuando hay una cabeza, por lo cual el estado NO DEBE desaparecer. Lo que pretendo es que el resto del cuerpo colabore con esa cabeza por el bien de todo el organismo. En el sistema de pesos y contrapesos determinado por los tres poderes del estado, se deberá instaurar un cuarto poder. Es decir, el poder se deberá repartir en cuatro partes y cada poder deberá continuar siendo independiente de los otros. Pero es ese cuarto poder en manos de la inteligencia colectiva el que proveerá la sabiduría y el empuje necesarios para que la humanidad entre en un nuevo nivel de crecimiento tecnológico y social, hacia el superorganismo mundial y el transhumanismo. 

Reconozco que los sistemas de alternancia en la administración pública, las mal llamadas democracias, podrán acoger este sistema de una manera más natural que las autocracias, ya que en estas últimas el poder deberá ser dividido en partes iguales con la inteligencia colectiva, una probabilidad remota en una dictadura. Sin embargo una vez implementada la noocracia democrática, el tipo de sistema político anterior a esta será irrelevante. De nuevo, será el poder de la colectividad el que determine las mejores soluciones a cada aspecto del sistema social y los derroteros finales en pos del bienestar general. 

alt
YO MISMO: ¿No cree usted que habrá una fuerte oposición a este sistema por parte de los grupos más poderos de mundo? ¿Cree usted que acepten ceder una tajada del poder? ¿Un cambio de tal envergadura no exigiría una guerra o revolución también de gran magnitud? 

MI PERSONA: Ja, esa no es una pregunta sino tres. ¡Por supuesto que ningún cambio de esa envergadura es fácil! ¿Desde cuándo es una tarea sencilla hacer que los que ostentan el poder cedan una parte? Mire la Revolución Francesa. Hizo falta un cataclismo social de enormes proporciones para obtener una distribución más uniforme del poder que trajo como consecuencia un orden social más justo y equitativo, y con ello, el camino estaba allanado para acoger naturalmente las nuevas formas de producción que trajo consigo la Revolución Industrial. 

Claro que en esta ocasión los he engañado un poco. La noocracia democrática no es idea mía, sino de la naturaleza. Es un sistema que se irá instaurando de cualquier manera, ya sea poco a poco, de forma imperceptible, ya sea de manera consciente y planificada, ya sea por las buenas, o ya sea por las malas. Lo interesante del asunto es que las estructuras de poder mundial ya lo saben, ya lo han dilucidado y tratan de contrarrestar esta tendencia a toda costa. 

En la actualidad, existen dos visiones diferentes del mundo futuro personificado en el esquema económico denominado globalización. Por un lado, se encuentran los grupos de poder élite del mundo que ya tienen un plan estructurado para las siguientes décadas. 

La globalización deberá facilitar las cosas para todo el mundo, ya que está basada en las características naturales de los sistemas biológicos evolutivos como son la especialización en la producción y la interdependencia; en el caso de la globalización, entre estados, países o ciudades, lo que trae como consecuencia una maximización de los recursos y un ahorro energético en la producción. Quiero aclarar que la globalización es inevitable ya que es una tendencia natural. Lo que cambia es el enfoque que deberá seguir el proceso de globalización. Para la élite en la cúspide del poder, las estructuras de poder se irán haciendo paulatinamente más verticales, con ellos gobernando en la parte superior y una gran masa compuesta por el grueso de la población que incluyen las clases medias y bajas, en la base. 

alt
Este esquema se ha venido definiendo desde la segunda mitad del siglo pasado, evidenciado por un aumento progresivo de la brecha entre los estratos económicos más altos y todos los demás en la mayoría de las grandes economías del mundo, pero también en países en desarrollo como los de América Latina. Para el caso, en Estados Unidos en el período de la post guerra que va de 1947 a 1979, los ingresos económicos anuales familiares crecieron aproximadamente igual  (porcentualmente hablado) en los cinco estratos socioeconómicos. Pero de 1979 hasta la fecha actual se produce una clara diferencia en crecimiento entre los cinco grupos. De hecho, los ingresos del grupo con los ingresos más bajos en realidad han DECRECIDO en un 7%, mientras el crecimiento en ingresos del grupo con los mejores ingresos fue de un 73%, aumentándose la brecha entre ricos y pobres. Y no hay indicios de que el crecimiento de esta brecha disminuya en los próximos años. Más aun, las depresiones económicas, que se van haciendo cada vez más frecuentes, no hacen más que aumentar la brecha. Finalmente los beneficiados son siempre los grandes poseedores del capital mundial, una minoría élite, mientras las grandes mayorías siempre pagan los platos rotos. 

Bien. Este el gran panorama diseñado por la gran élite que ostenta el poder mundial. Un mundo globalizado dividido en dos: nosotros que tenemos el poder, y todos los demás, y ¡Todo muy bien disfrazado en forma de democracias! Sin embargo hay un segundo esquema que comenzó a surgir como una propiedad emergente de la gran red mundial, el internet. 

Hace ya alrededor de dos años escribí “La Noocracia Democrática” y “La Prosperidad de los Garífunasde Alturas” proponiendo este nuevo sistema político. Desde entonces, el internet ha demostrado su enorme poderío. La red se ha instituido como el nuevo sistema nervioso del superorganismo mundial. Los resultados del surgimiento de este sistema nervioso han sorprendido a muchos, mas para los conocedores de la evolución filogenética de los sistemas nerviosos y los cerebros en los organismos biológicos, este es un resultado natural del desarrollo de las comunicaciones (ver Superorganismo Universal). El surgimiento de superorganismos en niveles de creciente complejidad son una característica inherente a la vida tal y como la conocemos. 

alt
Los eventos emergentes de la red, de trascendencia histórica, se han verificado apenas en los últimos años. El surgimiento de un portal periodístico (Wikileaks) en el que contribuyen secretamente los ciudadanos enviando cables que contienen la información de documentos secretos que posteriormente se liberan para publicación en los principales diarios del mundo, permitió destapar la olla de corrupción política en las elecciones de Kenia de 2007, hizo posible que el público se enterara de la matanza de civiles indefensos por parte del ejército de Estados Unidos en la guerra de Irak, y reveló muchas de las interioridades en las embajadas de aquel país.

¿El resultado? Una trampa y un enjuiciamiento contra Julian Assange, el director de Wikileaks; la amenaza al portal que anidaba a Wikileaks y estrategias para cortar las contribuciones económicas voluntarias a la página. A los viejos esquemas de poder no les conviene la divulgación de la información ya que parte de su estrategia es la secretividad de sus planes y acciones. 

La red ha permitido cambios drásticos en la política mundial posibilitando el derrocamiento de algunos gobiernos dictatoriales de medio oriente, como los de Egipto y Libia. Es un hecho que sin las comunicaciones en tiempo real que ofrece la red, por medio de las redes sociales como Twitter, los cambios registrados no hubiesen sido posibles. 

alt
La rápida divulgación de la información por medio de las redes sociales y de los blogs ha permitido a los ciudadanos conocer las posibles causas de todo evento social o político muy rápidamente, lo que permite respuestas igualmente rápidas. Por ejemplo, la entramada madeja que esconde las causas subyacentes a las últimas depresiones económicas ha podido ser desenredada por el contingente de expertos en economía y el público en general a medida que la información se proporcionaba en tiempo real, y es así como dichas recesiones apuntan a la banca como la culpable principal, a pesar de lo cual en los Estados Unidos esta última fue beneficiada con una gran inyección de capital por parte del gobierno, sobra decir, que utilizando los fondos de los contribuyentes. Esto derivó en la indignación de ciudadanos que se organizaron en revueltas como “Ocupy Wall Street”. Videos publicados por YouTube muestran a los banqueros riendo y brindando por su “buena fortuna” mientras los protestantes en las calles son apaleados y reprimidos por una policía al servicio del sistema, y esta información está disponible calientita, recién salida del horno para todo el mundo. 

altEste tipo de cambios rápidos en la apreciación de la gente hacia los gobiernos y los grupos de poder hace que cada vez sea más arduo poder esconder las acciones. Exige transparencia. Hoy es frecuente leer en los comentarios de diversos chats y blogs de los Estados Unidos la opinión de que es posible que se esté gestando ya una segunda “Revolución Americana”. 

Entonces, el surgimiento de esta nueva configuración, de este nuevo sistema nervioso global, no conviene. Elimina el viejo esquema de verticalidad y distribuye el poder más equitativamente entre cada ciudadano que tiene acceso a la red. Detrás de una computadora, no importa si usted es un mil millonario o un acabado, su opinión y su participación tiene igual peso. La nueva configuración es horizontal, más distribuida, con respuesta en tiempo real, similar al “sistema inmune” propuesto por Joshua Cooper Ramo, quien no ve otra salida que pedirle a los Estados Unidos un cambio de dirección hacia una nueva política exterior más decente. 

alt
Lo que observamos es una progresiva tensión, y la red, el sistema nervioso, se procura controlar, espiar, mantener a raya, y finalmente debilitar por los grupos de poder. Surgen las propuestas con dobles intenciones disfrazadas, por ejemplo, de leyes destinadas a que los autores no se “mueran de hambre” por la amplia “violación” de los derechos de autor que la red permite. Surgen propuestas de ley como SOPA (Stop on Line Piracy Act) entre muchas otras, destinadas a aplacar al poderoso superorganismo. 

Pero, no hay evidencia más clara de que el superorganismo global ya ha cobrado vida que la respuesta observada ante la ley SOPA. En una acción sin precedentes, la red se defendió como un animal que está siendo atacado, y los proponentes de dicha ley fueron derrotados y forzados a arrodillarse, retirando la propuesta, ante el poder del gran superorganismo. 

Pues bien, la noocracia democrática no es otra cosa que institucionalizar ese gigantesco poder de la red y ponerlo al servicio de los pueblos. 

alt
YO MISMO: ¿Entonces usted está en contra de la banca y de las grandes corporaciones?

MI PERSONA: No, no. Yo mismo, por favor no me malinterprete. Las grandes corporaciones y la banca han contribuido con el progreso y el bienestar que gozamos en la actualidad, al menos una buena parte de la humanidad. Sin ellas, el desarrollo de la tecnología necesaria para el surgimiento del superorganismo mundial no hubiera sido posible, pero en la actualidad han adquirido tanto poder económico que lo utilizan para controlar el poder político y el poder mediático. Por ejemplo, los representantes del pueblo en los Estados Unidos legislan basándose principalmente en lo que conviene a las grandes compañías que hacen lobby, aun si la legislación va en contra de los intereses de la mayoría de los norteamericanos. 

Algo similar vemos en Honduras. Los candidatos a puestos públicos llevan a cabo onerosas campañas subsidiadas por diversos grupos que reclaman su tajada una vez pasadas las elecciones, y es así como, por ejemplo, muchos “Padres de la Patria” se ven forzados a legislar a favor de los intereses económicos de esos grupos particulares. Eso crea un círculo vicioso de enriquecimiento, control del poder político y mediático, más enriquecimiento, etc.

Lo que yo pienso es que la lucha ya ha surgido entre los dos tipos de sistemas (poder distribuido verticalmente vs. horizontalmente), pero no se trata de combatir a una fracción de poderosos empresarios, banqueros y estadistas, de la misma manera como se eliminó a la monarquía en la Revolución Francesa. Se trata de buscar un sistema que proporcione los mayores beneficios a todos por igual, y que a la vez disminuya la brecha entre los de arriba y los de abajo; que prepare a la humanidad para la inevitable y cercana época del transhumanismo en la que el ser humano tomará las riendas de su propia evolución; para esa época en la que nos acercaremos cada día más al concepto de inmortalidad física, y que nos aventuraremos al cosmos en busca de nuevos hábitats en donde podamos medrar. 

Estos nuevos cambios se acelerarán en un sistema donde todos los “bueyes empujen la carreta” en la misma dirección, explotando el potencial de la inteligencia colectiva. Hay que convencer a los grupos de poder que ellos también necesitan este sistema, de tal forma que el cambio se lleve a cabo en paz y ordenadamente, sin perdedores. El progreso de la humanidad hacia un nuevo nivel no deberá ser una ecuación de suma cero. Deberá ser un asunto en el que todos ganemos. No se trata de entregar una fracción del poder, sino de una inversión a mediano y largo plazo que redundará en enormes beneficios para nuestros hijos. No se trata de si ocurrirá o no ocurrirá. ¡Si no nos autodestruimos ocurrirá, créame! Se trata de cómo ocurrirá. ¿De manera ordenada, planificada y con el conceso de todos? ¿O mediante crueles revoluciones?

alt Thermal waters in Iceland
YO MISMO: ¿Tiene alguna evidencia real de la efectividad de este sistema que usted propone?

MI PERSONA: Pues, aunque parezca mentira, sí existe un caso en la actualidad que se aproxima mucho al concepto de noocracia democrática. Es una historia extraordinaria e inspiradora que nos llega de un país escandinavo con una diminuta población, pero extremadamente rico cuyos habitantes son de los más felices de la tierra.

Islandia es un país nórdico de contrastes. Ubicado en una latitud cercana al Polo Norte es en extremo frío, pero a la vez su terreno volcánico lo vuelve abundante en aguas termales de altas temperaturas que bien le valdrían el apelativo de “horno subpolar*”. Yo tuve información de este paraíso de hielo y fuego a través de diversos artículos científicos, ya que su pequeña y aislada población, con una alta endogamia, lo ha hecho idóneo para el estudio de diversos padecimientos genéticos. 

alt Ciudad bonita
Islandia es el país europeo con las tasas más altas de divorcios, de natalidad y de mujeres trabajando fuera de la casa. Aunque esta pareciera ser a simple vista una fórmula para el fracaso de un país (montón de hijos abandonados) la verdad es otra. Esta pequeña nación con alrededor de 320,000 habitantes posee una de las poblaciones más felices del planeta, o al menos así fue durante gran parte de la década pasada. De hecho, según un estudio reportado por The Guardian, en 2006 encabezaba la lista de los países con la población más feliz de la tierra, según diferentes indicadores (ese mismo estudio reveló que Rusia poseía en ese entonces la población menos feliz). ¿El secreto de Islandia? Un PIB muy alto, una gran educación pública (el sistema estatal de educación es utilizado por obreros y millonarios por igual) y el promedio de libros leídos por persona más alto del mundo, además de uno de los puntajes más altos del Índice de Desarrollo Humano según el Programa de Desarrollo Humano de las naciones Unidas, y mucho más importante, uno de los índices de inequidad más bajos del mundo. 

¡Realmente dan ganas de emigrar a Islandia! ¿No es así? Si no fuera por ese ambiente inhóspito… Pero a decir de muchos es ese mismo ambiente el que forjó, durante muchas generaciones, el espíritu ingenioso e indómito de los habitantes de esa tierra. 

alt Pretty blond girl

Bien, pues resulta que este país de descendientes de vikingos, próspero y feliz, cometió un desliz (es decir, hizo algo en reverso y esto me salió en verso). Hasta el 2003 Islandia prosperó gracias al modelo de gobierno neoliberal, pero fue entonces que comenzaron los excesos de la banca. Los bancos, privatizados ese año en un esfuerzo por atraer la inversión extranjera, diseñaron un tipo de cuentas de bajo mantenimiento, en línea, que podían ser abiertas por clientes particulares del exterior. El mercado para este tipo de cuentas con un gran retorno en intereses gracias a su bajo mantenimiento, estuvo compuesto por particulares y pequeños y medianos empresarios de otros países europeos, especialmente Ingleses, Holandeses y Alemanes. Pero el mal manejo de los fondos por parte de los banqueros, el aumento en los precios del petróleo y la inflación en general propiciaron un endeudamiento excesivo.

Para el 2003 la deuda externa islandesa era de 200 veces el Producto Interno Bruto, pero para 2007 había llegado a 900 veces el PIB. Para el 2008, la crisis financiera mundial dio el tiro de gracia a la economía de Islandia. Los tres bancos más grandes pasaron de nuevo a manos del estado después de declararse incapaces de pagar la deuda a sus clientes extranjeros. 

Y como es común y “natural” en estos casos, el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea comenzaron a presionar para tomar control de la deuda, aduciendo que solo de esa forma Islandia sería capaz de pagar la deuda a los gobiernos de Holanda y Gran Bretaña, quienes habían prometido reembolsar a sus ciudadanos. 

Las protestas de los islandeses forzaron la renuncia del gobierno. En abril de 2009 se celebraron elecciones, sin embargo, a pesar de la condena del nuevo gobierno al modelo neoliberal, este accedió al pago de tres y medio millones de Euros mas intereses al 5.5%. Esto exigía el pago de 100 Euros mensuales a todos los ciudadanos por un período de quince años. ¡Se les exigía a los ciudadanos pagar una deuda incurrida por actores particulares!

Hasta aquí es la misma historia de siempre. Los ciudadanos en todo el mundo pagamos con medidas drásticas los desaciertos de los banqueros, mientras estos continúan amasando sus fortunas y asegurando el futuro de sus generaciones venideras, y los gobiernos bailando al son que les tocan. A pesar de la flagrante injusticia que esto representa, en el mundo entero se ha llegado a considerar este proceder como natural e inevitable. 

¡Pero no para el impetuoso pueblo islandés! El Jefe del Estado se reusó a ratificar una ley que obligaba a los ciudadanos a pagar por la deuda de sus bancos. La respuesta de la banca internacional no se hizo esperar, y se amenazó a Islandia con convertirla en la Cuba de Europa por medio de bloqueos económicos si no aceptaba las condiciones impuestas. Pero los valientes islandeses tomaron su propio rumbo y decidieron que era preferible ser una segunda Cuba, que una segunda Haití. 

alt
Lo que sucedió a continuación es lo realmente extraordinario y muestra en todo su esplendor la eficacia de la noocracia democrática y su enorme capacidad para solucionar problemas. El mandatario Olaf Ragnar Grimson convocó a un referéndum, y en marzo del 2010 el 93% de los ciudadanos votó en contra de una refinanciación de la deuda, y sin lugar a dudas, las comunicaciones rápidas jugaron un papel preponderante en los resultados. El FMI inmediatamente congeló los fondos destinados a Islandia, pero los islandeses no se dieron por vencidos. El gobierno lanzó una investigación civil y penal contra los responsables directos de la crisis, e Interpol emitió una orden de arresto internacional contra los presidentes de los bancos implicados. 

El asunto no terminó aquí. Con el consenso general de los ciudadanos se decidió substituir su obsoleta Constitución por una moderna. Pero antes de que se alegren los que están a favor de una Asamblea Nacional Constituyente en Honduras, déjenme decirle lo siguiente: A diferencia de lo que se pretende en nuestro país, la nueva Constitución de Islandia fue escrita por TODA la ciudadanía, sin excepción, y no por un pequeño puñado de burócratas y políticos en una asamblea. 

alt gente votando en las urnas
El procedimiento fue como sigue: Los ciudadanos escogieron un total de 522 adultos candidatos para redactar la constitución. Para ser candidato era requisito no pertenecer a ningún partido político y no estar involucrado en política, y debía ser recomendado por al menos 30 ciudadanos. Finalmente fueron escogidas 25 personas que serían las encargadas de redactar el documento. El documento completo fue escrito en línea, en el Internet. Las asambleas eran transmitidas en tiempo real por este sistema a los ciudadanos, quienes se encontraban facultados para enviar las recomendaciones que cada uno considerara pertinentes. Cada ciudadano podía observar la manera en la que el documento cobraba forma en tiempo real. La nueva Constitución islandesa fue redactada por TODOS Y CADA UNO de los islandeses. 

Lo que se espera es que la participación de todos acreciente el sentimiento de pertenencia al grupo, y mucho más importante, el sentido de compromiso; ese mismo sentido de compromiso que un día permitió la victoria de los griegos sobre los persas en la Batalla de Maratón, que pondría fin a la primera Guerra Médica. Ese sentido de compromiso que solo se puede dar en una verdadera democracia. 

Hoy, los islandeses perdieron su privilegiado primer lugar en el índice de felicidad y pasaron al todavía nada despreciable puesto número 20. Es muy probable que la crisis haya tenido mucho que ver, pero de no haber sido por la determinación y el trabajo conjunto de TODOS los ciudadanos, tal vez estarían ocupando los últimos lugares junto con Sierra Leona. Pero la recuperación económica ha sido notable. Islandia utilizó una lógica inversa, guiada por la inteligencia colectiva, con resultados sorprendentes. 

Usted pensará que los noticieros del mundo entero diseminaron la noticia sobre esta historia de éxito; que las grandes cadenas noticiosa norteamericanas y europeas se abalanzaron sobre los líderes políticos islandeses tratando de conseguir entrevistas sobre sus hazañas sin precedentes. Pues fíjese que no, vaya usted a saber… que al parecer a los dueños de las corporaciones mediáticas no les convenía que el mundo se enterara. Pero ahora usted se está dando cuenta gracias al internet, ¿No es cierto? 

alt
YO MISMO: Pero, ¿Como pretende que los ciudadanos se integren voluntariamente, sin un salario?

MI PERSONA: Está ampliamente demostrado que las actividades más creativas y altruistas del ser humano no se realizan por un pago. En diversos estudios se ha demostrado que la calidad de una tarea completada está en relación inversa con la cantidad pagada. 

De cualquier forma todos participamos en política. La mayoría votamos y nos enfrascamos en amplias discusiones sobre nuestro partido de preferencia. Los ciudadanos participarían en un sistema así, no porque se les pague, sino porque es una tendencia profundamente humana el participar en los asuntos sociales y políticos de nuestra comunidad. Además, muchos nos conectamos a nuestra red social por medio Facebook, Twitter, Google+ etc. por lo menos de vez en cuando. No porque nos remuneran sino porque nos gusta. Solo se trata de canalizar esta tendencia humana. 

Ya a otros se les ha ocurrido que muchos de los problemas en ciencias pueden ser solucionados por un contingente de personas conectadas a Internet. Einstein Project y “Human Proteome Folding” son proyectos en los cuales uno puede ceder tiempo de cómputo de su máquina para las difíciles y demandantes tareas de determinar el plegamiento de las proteínas en su forma tridimensional (la cual determina en última instancia su función) dada una secuencia primaria de aminoácidos, y la interacción entre proteínas. Pero resulta que últimamente la tarea de plegar proteínas se les ha dado también a las personas en forma de juego, y los jugadores han resultado muy buenos haciéndolo. De hecho, la mejor plegadora de proteínas del mundo es una ciudadana británica. 

Hay propuestas para diseñar problemas sociales en forma de juegos que serían distribuidos en internet. Dichos juegos tendrían un diseño similar a los que se encuentran anidados en Facebook, como Farmville o Cityville. Si la inteligencia colectiva se puede usar para solucionar problemas sociales o científicos, de igual manera se puede utilizar en la política y en las decisiones de estado. 

Solo una apreciación más sobre el salario en los trabajadores del estado. Uno de los problemas más graves en muchos países es la suposición de que un empleo en el gobierno se consigue por la alta paga que ofrece, o para enriquecerse. A mi parecer este es uno de los peores aspectos de la democracia ateniense de Pericles heredada hasta nuestros días. 

YO MISMO: ¿Cómo cree usted que se podría implementar este nuevo sistema político?

MI PERSONA: Primero, necesitaríamos de una legislación adecuada en donde se defina las competencias y procedimientos de este poder. Segundo, se necesitaría el software apropiado, y un portal de internet. Se puede tomar el modelo de las redes sociales, modificadas para adaptarse a las discusiones públicas. 

En cuanto a donde se podría implementar, una población pequeña sería lo más adecuado. Una ciudad común y corriente con menos de un millón de habitantes, o Ciudades Modelo como las recientemente propuestas en Honduras serían excelentes para experimentación. Conforme el sistema se fuera depurando y mejorando se podría implementar en estados, federaciones de estados y hasta federaciones de países.

alt perro viendo computadora
Lo interesante del sistema es esto: Al inicio, todos desearán participar en todos los asuntos y decisiones, sin embargo, con el tiempo el sistema tendería a especializarse (característica natural de los sistemas biológicos y sus derivados, los sistemas sociales). Los médicos y otras personas relacionadas con la salud preferirán intervenir en asuntos de salud pública; los ingenieros y arquitectos preferirán temas como la planificación urbana; los científicos y profesores universitarios se involucrarían en asuntos de ciencias; los maestros en todo aquello relacionado con la educación, etc. De esta forma se explotará en todo su esplendor la noocracia democrática. Es también probable que en tiempos de calma y buena administración, cuando todo marcha bien, la participación de la colectividad sea mínima, pero que aumente rápidamente tan pronto surja una crisis o en la ventilación de asuntos vitales, dando al sistema las deseables características biológicas de retroalimentación y rápida respuesta. 

¿Y si por esas cosas inherentes a la vida la colectividad se equivoca? El sistema, por muy bueno que sea, no es invulnerable. Lo importante es que la misma colectividad hará las correcciones rápidamente y en TIEMPO REAL. Un ser humano, un roble, una anémona o un cultivo bacteriano no son indestructibles ni perfectos, pero son organismos con características adaptativas que les permiten responder a cambios ambientales, reproducirse y perpetuarse. 

Nótese que hablamos inicialmente de una implementación local de la noocracia democrática. Cuando me refiero al superorganismo mundial es porque los superorganismos regionales se irán organizando con el tiempo hasta formar un supercerebro global. La red se encuentra apenas en sus comienzos. El superorganismo mundial cuenta cuanto mucho con un sistema nervioso rudimentario, como el de los primeros animales que poblaron la tierra. Con el transcurso del tiempo las neuronas de estos primeros sistemas nerviosos fueron paulatinamente organizándose y construyendo estructuras especializadas. La unión de todas estas estructuras (cerebelo, ganglios basales, corteza cerebral, etc.) forma los grandes cerebros de los mamíferos superiores actuales. Finalmente, son las relaciones entre estas estructuras de las que surgen propiedades emergentes como la inteligencia, la personalidad, y la conciencia. 

Cerebro y muchos hombrecitos alrededor
Entonces, los humanos somos como las neuronas de un sistema nervioso destinado a convertirse en un supercerebro cuyas propiedades emergentes son imposibles de predecir. ¡Pero que las habrá, las habrá! Es nuestro trabajo proteger la red; proteger el futuro de ese supercerebro al igual que nuestro sistema inmune protege a nuestro propio organismo de amenazas externas (infecciones) e internas (cáncer). La supervivencia de la vida tal y como la conocemos y el paso de la humanidad al siguiente nivel de complejidad dependen de eso.”

Hasta aquí la entrevista de YO MISMO (no confundir con el telenoticiero “Hoy Mismo”) a MI PERSONA

*Propongo acuñar un nuevo término para designar el clima helado y a la vez caliente de Islandia: “Gelifogoso”, emulando el término “agridulce” utilizado para designar las comidas con esos dos sabores contrastantes.

2 comentarios:

  1. Muy interesante la idea del articulo...muy bien! todavia sigo leyendo...

    ResponderEliminar
  2. Basta darse cuenta de las consecuencias y analizar los países con mejor educación y capacitación, en los que no hay desempleo, las máquinas se utilizan de manera racional y los servicios de salud, transporte público, electricidad, teléfono, Internet etc. son públicos porque todos los pagan con sus impuestos y a ninguno le faltan aun cuando por un accidente tenga que dejar de trabajar o llegue a una edad en que ya no pueda hacerlo.

    ResponderEliminar

Por favor comente este entrada.