viernes, 4 de mayo de 2012

SI VE VENIR LA CARAVANA DE UNA GRAN POPOROILA, ES MEJOR QUE SE QUITE

Por: José María Castillo Hidalgo. Ayer miércoles, el ciudadano Sergio Fidel Borjas supo el precio que se paga por incumplir las instrucciones de las escoltas de los altos funcionarios del Estado, de "orillarse a la orilla" de la calle para dejar libre el paso. Según el mismo manifiesta, le propinaron tremenda paliza, lo amarraron de pies y manos como garrobo y lo tiraron a la paila de un vehículo y después lo anduvieron paseando de posta en posta por cuatro horas. Primero lo acusaron de atentar contra la vida del Fiscal General del Estado, Abogado Luis Alberto Rubi, pero como después pareció excesivo ya que NO portaba arma alguna le redujeron la denuncia a atentado especial contra el orden público agravado.
caricatura hombre esposado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.