lunes, 5 de diciembre de 2016

CARTA ABIERTA A LA MISIÓN DE APOYO CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD EN HONDURAS E INTERPOSICIÓN DE UNA DENUNCIA



300+ con Dignidad

San Pedro Sula, Cortés, 5 de diciembre de 2016
Honorable
Embajador Juan Jiménez Mayor
Representante Especial del Secretario General de la OEA
Vocero de la Misión

Señor Representante Especial:
En calidad de ciudadanos hondureños conscientes de nuestras responsabilidades como tales, asumiendo la importancia del momento histórico que atraviesa nuestro país y lamentando la existencia de una necesidad imperativa para que sea a través del auxilio extranjero que se afronten las amenazas que penden sobre la democracia y la institucionalidad en Honduras, acudimos ante la Misión para interponer una DENUNCIA en los términos que a continuación detallamos.
PRIMERO: La Misión es competente para recibir la actual denuncia, conforme a dos de sus grandes Áreas Temáticas, la Prevención y COMBATE a la Corrupción; y las Reformas Político-Electorales, incorporadas en el marco del convenio vigente suscrito entre la República de Honduras y la Organización de Estados Americanos para la creación de la MACCIH.
SEGUNDO: La presente denuncia exige, dada su naturaleza y su esencia, la acción más decidida y contundente en los términos propios que corresponden al estamento constitucional y legal de la República de Honduras, como también la respuesta política inequívoca de la Organización de Estados Americanos con el más fiel y genuino apego a la verdad conforme lo establece la literalidad de nuestro texto constitucional como también el de los hechos históricos debidamente registrados y contenidos en las hemerotecas hondureñas y extranjeras, como también en el contenido de los registros documentales de los actos administrativos emitidos por las autoridades hondureñas de legitimidad indubitada como también los emitidos por autoridades cuya legitimidad ha sido cuestionada dentro y fuera de Honduras.

LOS HECHOS QUE DENUNCIAMOS:

HECHO PRIMERO:           El Tribunal Supremo Electoral de la República de Honduras inscribió la candidatura del ciudadano Juan O. Hernández Alvarado para optar a la presidencia de la República, de manera inconstitucional, ilegal e ilegítima, por cuanto existe una prohibición contenida en los Artículos 239 y 240 de la Constitución de la República que impiden, entre otros, a la persona que ocupa o que haya ocupado a cualquier título en el pasado, la presidencia de la república.

ANTECEDENTES:

1.         La inscripción de la espuria candidatura se fundamenta en el fallo de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia integrada por magistrados que accedieron a sus cargos en sustitución de otros que fueron ilegalmente defenestrados en fecha 12 de diciembre del año 2013 por el Congreso Nacional y cuya integración está desprovista de toda legitimidad siendo por tanto nulo el fallo referido emitido por la Sala Constitucional de Facto en fecha 22 de abril de 2015.
2.         El fallo emitido por la Sala Constitucional en fecha 22 de abril de 2015 procura constituir un Fraude de Ley por cuanto no está legitimada para modificar la Constitución de la República en ninguna de sus partes, mucho menos la de cualquiera de los artículos constitucionales indicados en el Artículo 374 de nuestra Constitución.
3.         La destitución de los magistrados integrantes de la Sala Constitucional de la República carece de motivos de justificación contenidos en el artículo 314 de la Constitución de la República de Honduras.
4.         La prohibición que recae sobre quien ocupa o haya ocupado la presidencia de la república para postular su candidatura a la presidencia no constituye una violación a los derechos humanos de presidentes o ex presidentes, sino una regulación propia que el derecho interno de la República de Honduras hace para delimitar los requisitos que en todo estado independiente se imponen para acceder legalmente al poder.
Señor Representante:
La crisis que a partir del año 2009 vivimos los hondureños debió dejar lecciones a nosotros los hondureños, pero también a la Organización de Estados Americanos. Por favor no se presten con su silencio, a legitimar un fraude de ley y la instauración de un gobierno ilegítimo y de facto que abusará de todos los medios y recursos a su alcance para continuar en el poder constituyendo delito de Traición a la Patria.
Su estudio en respuesta a la presente denuncia determinará en gran medida la legitimidad ante el pueblo hondureño de su imagen y de su valor. 
Nos suscribimos de usted no sin antes renovarle las muestras de nuestra más alta consideración y estima.


Atentamente:
300+ con Dignidad





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.