miércoles, 14 de diciembre de 2016

Carta a los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral solicitando se abstengan de inscribir la candidatura ilegal de Juan Orlando Hernández


El grupo 300+ con Dignidad envió el día de hoy una carta a los Magistrados del Tribunal Supremo Electoral para que quede registro histórico que la ciudadanía hizo todo lo posible para evitar la ilegalidad y la consecuente crisis política en nuestro país. Incluimos primero las imágenes de la carta y luego el texto solo:
Reeleccion presidencial

Reelección presidencial



Tegucigalpa, MDC., 14 de diciembre, 2016
Abogado
José Saúl Escobar Andrade

Magistrado Propietario al Tribunal Supremo Electoral
Representante del Partido Demócrata Cristiano de Honduras
Su Despacho
Abogado 
David Matamoros Batson
Magistrado Propietario al Tribunal Supremo Electoral
Representante del Partido Nacional de Honduras
Su Despacho
Abogado
Erick Rodríguez Gavarrete
Magistrado Propietario al Tribunal Supremo Electoral
Representante del Partido Liberal de Honduras
Su Despacho
Honorables Magistrados:
Un proyecto político en particular, impulsado desde Casa Presidencial ha sido desde la inauguración de este gobierno su razón de ser y es el esfuerzo que ha ocupado el más alto lugar en la lista de prioridades del Poder Ejecutivo.
Es un emprendimiento sumamente peligroso y es el Tribunal Supremo Electoral quien tiene como formal atribución la validación de esa ilegal pretensión: serán ustedes, honorables magistrados, quienes sancionarán o no, la inscripción de la candidatura de un presidente en funciones para contender en la aspiración a la presidencia de la República.
Por tal razón es que acudimos ante ustedes como organización de ciudadanos a expresar nuestra confianza de que ustedes como honorables y decentes servidores de la legalidad y garantes de la vida republicana repudiarán la pretensión del Partido Nacional de inscribir como su candidato único al Presidente Constitucional de la República.
La historia de Honduras está llena de caciques y dictadores. Todos ellos, si bien pueden tener aún algunos seguidores, son repudiados por la gran mayoría de los hondureños. También son repudiados sus cercanos colaboradores por haber hecho posible su consolidación o por haber sido apoyo necesario para su ascensión a la condición de dictador.
No permiten que en un futuro no lejano sus nombres y el honor de sus familias sea manchado por la colaboración prestada al proyecto de un gobierno que no ha logrado atraer la inversión extranjera en los niveles requeridos ni ha impulsado el crecimiento económico y que no cumple ni hace cumplir la Constitución de la República, sino que la tergiversa y los pone a ustedes, señores Magistrados, en la difícil disyuntiva de elegir entre el deber para con la Legitimidad y la Patria o la sumisión al abuso del poder capaz de infundir temor en quienes están obligados por la investidura de sus cargos, a confrontar a quienes pretenden atemorizarles.
Ganar o perder son posibilidades que no deben ser consideradas por funcionarios de su rango y categoría. Es la eterna lucha entre el bien y el mal lo que debe llamarles a cumplir como se espera de ustedes.
“La soberanía corresponde al pueblo del cual emanan todos los poderes del estado que se ejercen por representación”. Esa representación está reglamentada adecuadamente a partir de las disposiciones constitucionales mediante las cuales la Constitución se ha blindado a sí misma. El proyecto reeleccionista emana de Casa Presidencial; no de la soberanía de la que está imbuido el pueblo.
La inscripción de la candidatura pretendida por el Partido Nacional abrirá las puertas para que la República desaparezca. Se suplantará la soberanía popular y ello constituirá, como resultado del delito de Usurpación de Cargo Público, Traición. La Traición es un delito que no prescribirá jamás y ustedes, como cómplices necesarios de sancionar la inscripción de semejante candidatura, podrán ser, tarde o temprano, juzgados como actores o sujetos activos en la comisión de tan deshonroso delito.
El futuro de la República descansa sobre sus hombros y su conciencia.
300+ Con Dignidad
Carta al TSE Honduras


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.