martes, 12 de junio de 2012

EL OBISPO DE LOS POBRES: HIPOCRESIA, LUJURIA Y EXCESOS


Por: José María Castillo Hidalgo

El Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, reconocerá la paternidad de otro hijo, nacido hace diez años, de una relación con una mujer casada, que tiene otros cuatro hijos que supuestamente si son del esposo. Casualmente el niño se llama Angelito.

Se trata de la enfermera Narcisa Delacruz de Zárate (actualmente 42 años) quien afirma que se aproximó al entonces Obispo por tener problemas con su marido para que este le diera su apoyo y le consiguiera trabajo.
La anterior se suma a Viviana Carrilo, Benigna Lequizamon y otras que han tenido que exigir al ahora Presidente que se responsabilice de su paternidad y que han obtenido legalmente el reconocimiento.
La avariciosa Hortensia Morán fracaso en su intento, ya que en el litigio de reconocimiento de paternidad, las pruebas de ADN resultaron negativas.

Creo que convendrá conmigo que este sujeto es todo un personaje digno de aparecer en el álbum de los grandes estafadores de la historia, junto a Bernard Madof, con sus trucos piramidales con los que estafó 50,000 millones de dólares; Frank Abagnale (quien inspiro la cinta ("Atrápame si puedes" o "Catch me if you can") con sus cheques falsificados y sus identidades falsas; Víctor Lustig que vendió a un módico precio la Torre Eiffel (Paris); George C. Parker que le vendió a turistas ambiciosos el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, la estatua de la Libertad y su favorito, el puente de Brooklin el cual vendió dos veces por semana durante años; y el pastor Jim Jones, fundador de la Secta Templo del Pueblo con la que prometió el cielo a sus seguidores pero envió a 909 de ellos prematuramente a la tumba en un suicidio colectivo. Cinco intransigentes de poca fe que no cedieron voluntariamente al autosacrificio fueron asistidos a suicidarse por su personal, entre ellos un congresista de los Estados Unidos.

Una vez más, la realidad deja con la boca abierta a la fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.