miércoles, 23 de septiembre de 2009

Las mejores soluciones al actual conflicto político de Honduras

Los “hot dogs”, o “perros calientes” son una comida popular en “El Imperio”, pero intuyo que en Honduras se pondrá de moda en los próximos días.

Yo soy partidario de que resolvamos la crisis política en Honduras por las buenas. Me extraña que el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, Ganador de un premio Novel, se le haya ocurrido una solución tan insulsa como el pacto de San José. El asunto es que todos los hondureños estamos sufriendo con un toque de queda que nos obliga a tener casa por cárcel sin haber cometido ningún delito.

Con el asunto de la comida, hoy se levantó temporalmente el toque de queda para que todos los ciudadanos nos podamos abastecer. El problema es que en los supermercados se vendió racionado, y el toque ahora tendrá una duración indefinida. Mientras, yo en mi casa tengo tres boquitas que más bien parecen una legión gigantesca de termitas evolucionadas, de tanto que consumen.

Mi sobrina me dio una solución en caso de prolongarse el toque y nos quedemos sin alimentos. Dice mi sobrina que en caso de emergencia, podríamos comernos a los cuatro perros que tenemos en la casa. Pero yo le digo que de los cuatro solo uno es comestible: Hunter, el labrador, que está gordito y lozano. La perra Peni, que es una boxer pero bien rara, sin pelo, tiene la apariencia de ser venenosa. Los dos perros pequeños, que tienen de chihuahua, de terrier y de otras mil cosas no especificadas, no tienen suficiente carne ni para medio plato. Además se ven talludos.

Bueno, ya dejo las delicias gastronómicas de emergencia para proponer soluciones reales al conflicto político. La primera es construir en Tegucigalpa un ring de box en tiempo record, y acordar una pelea de 15 rounds o a muerte (lo que suceda primero) entre Mel y Micheleti (que de ahora en adelante llamaré Mich, suena más artístico). El ganador (o sea, el que quede vivo) se quedaría entonces con la presidencia. La mayoría de mis amigos de facebook le apuestan a Mich, pero veamos las cualidades y debilidades de cada uno.

Mel es alto, y además luce un tremendo bigote que es evidencia de altos niveles de testosterona. Puntos a favor. Sin embargo, ya fue duramente golpeado por Mich el 28 de junio, y recordemos que el que golpea primero golpea dos veces. Además, el ex presidente se ve demacrado por la ausencia de su media naranja (o más bien un quinto de naranja, tomando en cuenta a las otras tres, incluyendo la oficial) que dejó en Nueva York. Tampoco ha podido oír su narcocorrido favorito, “El jefe de jefes” que lo anima y le da fuerzas para seguir adelante.

Mich por su parte, ya se ve viejito (punto en contra), pero es más robustito y tiene antecedentes de ganar combates a mano limpia en el Congreso Nacional. Por otro lado, es un hombre curtido en las agresivas calles de la ciudad de El Progreso, cuando cobraba pasaje en sus unidades de transporte. Es decir, tiene más experiencia en técnicas de boxeo que Mel, por lo que la mayoría de las apuestas le favorecen.

Yo creo que lo mejor para Honduras sería que ninguno sobreviviera a la contienda. Que ambos sufrieran un paro cardiaco. En Honduras, todos estaríamos de luto, tanto los “camisitas blancas” como los “resistentes”, pero nuestros problemas se acabarían. El mundo podría estar más tranquilo, pues los mandatarios de los países no sentirían la presión de tomar una posición. Ya no tendría sentido el bloqueo de las ayudas internacionales, ni quitarle visas a la gente. Piénselo. Si uno de los dos muere, el conflicto ocasionado por la oposición no cesaría, así que a los hondureños nos convendría que ambos defuncionen (¿existe ese verbo?) en el combate.

Bueno, esa es una buena solución. La otra solución que propongo es un partido de futbol de la selección de Honduras contra la de Brasil. Si nosotros ganamos, sacan a Mel de la embajada para apresarlo. Si gana Brasil, entonces que se queden ellos con Mel y se lo lleven al Brasil (de cualquier forma ganamos, pero usted no cuente). Eso sí, como ventaja para nosotros el partido se deberá efectuar en el estadio Olímpico de San Pedro Sula, ya que el problema es de Honduras y ellos son los que andan de sampalimones (metidos). No sea usted pesimista, que ya le ganamos a Brasil en la Copa América efectuada en Colombia.

Bueno, de tanto desvariar ya me dio hambre. Voy a bajar a la cocina a ver si me preparo mi “perrito caliente”. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.