viernes, 23 de agosto de 2013

Progreso y Atraso

Adaptado de “Superorganismo Universal.

Por: Edwin Francisco Herrera Paz


Crecimiento exponencial circuitos integrados
En 1965 Gordon E. Moore publicaba la que presume de ser una de las afirmaciones más populares en la moderna sociedad geek. La ley de Moore predice que el número de componentes dentro de los circuitos integrados de las computadoras debe duplicarse cada 18 meses. Es decir, cada 18 meses el espacio de almacenamiento de memoria y la velocidad de procesamiento se doblan, y por lo tanto, el costo de producción y el precio se reducen considerablemente. La duplicación de la potencia de cómputo se produce de acuerdo con la miniaturización de los componentes. ¡Y la ley de Moore resultó ser en extremo exacta! Por otra parte los 18 meses previstos por Moore se han reducido a 13 meses en los últimos años. Si la aviación comercial hubiese experimentado una caída de precios similar, se podría viajar a cualquier parte del mundo por una fracción de un dólar. La pequeña unidad portátil que utiliza mi hija para escuchar música, que se puede encontrar prácticamente en cualquier tienda de electrónicos del mundo, tiene la capacidad de almacenamiento de la computadora más potente de hace diez años. Todavía recuerdo el equipo en el que aprendí los lenguajes de programación BASIC y Pascal a principios de los años noventa. Tenía una capacidad de disco duro de dos megabytes (Mb), (expandible a cuatro, me dijo el vendedor con orgullo). Hoy en día, algunos de los archivos que contienen gráficos de alta resolución almacenados en mi portátil pesan más que esos dos Mb. ¡Y tengo miles de ellos!
Geles de secuenciación del ADN
El crecimiento exponencial de los avances de la tecnología no se limita a las computadoras. Un largo camino se ha recorrido en la última década en el estudio del ADN. La secuenciación del primer genoma humano y su publicación en 2003 abrió las puertas a la nueva era de la genómica. El desarrollo del proyecto necesitó de largas horas de trabajo y la colaboración de un gran número de laboratorios en todo el mundo, a un costo total estimado en más de dos mil millones de dólares. Una vez completado, el principal objetivo fue dilucidar cuáles son las variantes de las secuencias (varioma humano) causantes de enfermedades genéticas, las responsables de aumentar la susceptibilidad a enfermedades complejas, o simplemente de determinar variaciones fenotípicas normales en los seres humanos. Los descubrimientos en ese sentido están contribuyendo al desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico y a la determinación de blancos farmacológicos para nuevos tratamientos. Los biólogos y microbiólogos, por su parte, comenzaron a secuenciar el ADN de muchas otras especies. Todo esto se tradujo en un desarrollo rápido de la tecnología y una  brusca disminución de los costos de secuenciación de un genoma humano completo.
Científico famoso
En 2007 el Dr. Greig Venter —gran contribuyente a la secuenciación del primer genoma humano y pionero de la biología sintética— anunció la secuenciación completa de su genoma personal a un precio de  US$ 70 millones, una reducción en precio de más de 28 veces en comparación con la primera secuencia. Más tarde, el genoma de James Watson — codescubridor junto con Francis Crick de la estructura de doble hélice del ADN — fue secuenciado utilizando tecnología de segunda generación a un costo de menos de US$ 2 millones, una reducción de precio de más de mil veces. 
Actualmente hemos completado la secuenciación de los genomas de más de 1,005 personas afrodescendientes por medio de tecnología de secuenciación de siguiente generación, incluyendo 50 garífunas de la costa caribeña de Honduras, a un costo de alrededor de US$1,000 cada uno (en el marco del Consorcio de asma en Poblaciones Afro-ascendientes da las Américas, CAAPA). La reducción de precio en relación con el primer genoma ha sido nada menos que de más de dos millones de veces en tan sólo una década. Sin embargo, en un corto tiempo se habrá reducido a cien dólares por genoma, o incluso menos, y la secuenciación de un genoma personal podría realizarse en cualquier laboratorio de cualquier país del mundo, incluyendo Honduras.
Sello
Pero si los avances tecnológicos de las últimas décadas han sido espectaculares, no acontece lo mismo con la educación. Las críticas sobre las nuevas tendencias en la sociedad se escuchan por todos lados. Una inquietud de los padres es que sus hijos apenas leen y se la pasan horas detrás de las consolas de videojuegos, las computadoras o los ipads. La tecnología ha disminuido el tiempo de espera para casi todo. Los jóvenes quieren las cosas rápidas y generalmente se aburren con la lentitud y lo extremadamente analógico del aula de clases. No en balde un alto porcentaje de los niños está siendo medicado hoy en día con ritalín o alguna otra droga para combatir el Déficit de Atención con Hiperactividad (de tres a cinco por ciento según el Manual de Diagnóstico y Estadística de Enfermedades Mentales DSM-IV). La deserción escolar en los Estados Unidos ha ido en aumento constante y actualmente ha alcanzado cifras alarmantes, lo cual es signo inequívoco del pronto colapso del sistema educativo moderno diseñado para evaluar un desempeño estándar, estereotipado, simulando la banda de producción de la era industrial y sin tomar en cuenta las diferentes capacidades. 
Evolución, complejidad, vida
En cambio, la era de la información, el superorganismo humano en ciernes, requiere de la explotación de aptitudes específicas desde la más tierna infancia. La fuerte competencia por los puestos laborales necesita de la orientación directa hacia las propias habilidades y potencialidades. Lo mejor que podemos hacer los mayores es reconocer nuestra obsolescencia. Con el nacimiento del “sistema nervioso” de la humanidad, la omnipresente red, las soluciones de la era industrial no aplican. Se hace precisa una transformación acorde con los nuevos tiempos, y para ello, las ideas senescentes arraigadas en las viejas generaciones deben morir.

Para adaptarse y evolucionar hay que renovarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.