martes, 30 de julio de 2013

EL ORIGEN DE LA DEMOCRACIA

Por: Everton Herrera Jr.

La Justicia y la Libertad no han existido desde siempre. Se originaron gracias a dos extranjeros que querían mejorar sus respectivos países, para lo cual, acordaron en ayudarse mutuamente a buscar la manera de tener juntos estos dos valores supremos y que así sus pueblos tuvieran una mejor forma de vivir. Para tal fin arriesgaron su vida buscando a un anciano que podía resolver este gran problema. ¿Y qué pasó luego?....... Sigue Leyendo y lo descubrirás.  
juan orlando hernandez
Erase una vez unos campesinos que vivían en una tierra muy lejana, en un país  llamado San Libertad. Lo extraño era que ninguno de estos campesinos conocía la libertad; solo conocían la justicia. Todos trabajaban para el Rey Andrés ll. En el país prevalecía una regla: que se hiciera todo lo que el rey pedía. Todo aquel que la incumplía era decapitado o ahorcado, dependiendo de lo que hubiese desobedecido. La desobediencia se castigaba de la misma forma que los crímenes más atroces. Uno de esos días comunes y corrientes apareció en San Libertad un extranjero del país San Justicia, que era vecino del primero. En San Justicia ya se conocía la libertad desde que los primeros habitantes habían llegado, pero en cambio, vivían sin justicia por lo que vivir allí representaba un enorme peligro ya que nadie controlaba los crímenes y todos hacían lo que les venía en gana.
 El extranjero fue a visitar a su primo Martín.
–Buen día primo Martín- saludó el extranjero.
–Buen día Josué –respondió el extranjero.
linchamiento
Empezaron a conversar de cómo estaban sus respectivos países y su política. Los dos primos llegaron a la conclusión de que a cada uno de los dos países le faltaba uno de los dos valores.
Sin embargo existía un problema. No se atreverían a discutir con el rey por el riesgo de ser ahorcados, y menos aun se atreverían a plantearlo a los habitantes de San Justicia, ya que sin duda morirían cruelmente asesinados. Un vecino de Martin los escucho sin querer tras una puerta y decidió proponerles una solución. Él mismo conocía esta solución desde hacía mucho tiempo, sin embargo, nunca lo había intentado por el peligro que implicaba tal aventura.
gandalf
La solución consistía en buscar la ayuda de un sabio mago que podía resolver casi cualquier conflicto que se le presentara, pero para ello se debía recorrer un largo y peligroso camino. Los dos hombres pusieron manos a la obra y pies en polvorosa, pero mientras más caminaban, más les parecía que se trataba del camino más largo del mundo. Debían atravesar un bosque en donde se decía que crecían árboles “come hombres”, pero a pesar de encontrarse aterrorizados, Martin y Josué encontraron el coraje logrando penetrar en aquel lugar al que todos llamaban “El Bosque Sangriento”.
Bosque oscuro
Mientras lo atravesaban, encontraban lo que parecía ser sangre en la copa de los árboles, y calaveras y restos humanos recostados sobre los troncos. De pronto, escucharon detrás de ellos que los árboles se cerraban, como las rejas de una prisión. De pronto, Josué sintió que algo o alguien los seguía. En este punto los dos primos se encontraban aterrados por lo que salieron disparados, corriendo sin detenerse. En eso una liana enredó el pie de Martin y lo empezó a jalar hacia un hueco en el tronco de un árbol. No tardaron mucho en enterarse que aquella era la boca, y el árbol terminaría tragándose a Martin. De pronto Josué, con un rápido movimiento, desenfundó su espada y cortó la liana. Martin, aun con el corazón acelerado, le dio las gracias a su primo expresándole que le estaría eternamente agradecido, a lo que Josué respondió humildemente:
-Tú eres mi primo. ¿Qué esperabas que hiciera?
dos caminos
Acto seguido revisaron el mapa que les había proporcionado el vecino de Martin. Estaban confundidos. El camino del mapa no era el mismo que el camino verdadero. El camino empezaba con un letrero que decía: “LOS PUROS DE CORAZON PODRAN PASAR”. El mapa solo mostraba un camino pero lo que tenían ante sus ojos eran dos, una encrucijada. Uno estaba hecho de oro puro, y el otro, de lodo. Ante lo que parecía obvio, Josué salió corriendo por el camino de oro cuando Martin exclamo: “¡Cuidado con esa flecha!” Josué de pronto se tiró al suelo con toda su velocidad cayendo sobre un esqueleto humano. Entendieron entonces que las apariencias engañan y que aquél no era el camino correcto. ¡Josué a duras penas logró escapar con vida!
linda mujer mala
Caminaron por el camino de lodo. Por fin, se observaba una casa a lo lejos. ¿Sería esa la casa del mago? Corrieron con todas sus fuerzas hacia la pequeña casa que descansaba sobre una colina, pero en cuanto entraron, el color cambió a negro. Las bolas de cristal azules se convirtieron en negras. Las paredes perdieron sus estrellas y color azul y cambiaron por calaveras atadas con cadenas pegadas a la pared. Era la casa de la bruja del Traje Negro. Aquella malvada mujer tenía la reputación de poner un hechizo en la persona para que a su paso solo hubiera destrucción, y además, solo pudiera sentir odio hacia otras personas. Las puertas, ventanas y otras aberturas se cerraron inmediatamente y se escuchó una risa malévola saliendo de una habitación desde la cual lo único que se veía era el color negro de la oscuridad. –No es cualquier oscuridad –dijo Martin, –es una oscuridad malvada. Y tenía razón.
animal malevolo
Todo lo que se miraba allí era malévolo. Josué y Martín estaban aterrorizados. Incluso una rata de ojos rojos que cruzó en ese momento les hacía una sonrisa malvada.
Mientras miraban la rata perdiéndose en una esquina, una garra tan filosa que con solo mirarla producía heridas, rozaba el cuello de Josué. Seguidamente se escuchó la voz lúgubre y aguda de la bruja diciendo:
–Josué…. Oh Josué…. –A lo que Martin respondió: –Aléjate de él. La bruja respondió a Martin atrapándolo del cuello y acto seguido comenzó a decir el hechizo.
Martin pudo ver la cara horrible de la bruja mientras decía el hechizo. Escuchó: “Odiotus tis … ¡Ayyyyyyy!” Josué había enterrado una viga de madera en el corazón de la malvada bruja. Se escucho un desgarrador grito de dolor y como por arte de magia la bruja desapareció. En ese momento una luz blanca e intensa llenó la casa de la bruja, y todas las puertas se abrieron.
reptil dos cabezas
Los primos solo tenían que pasar una prueba más: la casa de los cocodrilos bicéfalos. La leyenda dice que cada cabeza puede tragarse ¡a dos elefantes de un solo bocado!
Atravesando el bosque, Martín y Josué vieron una enorme estatua de la forma de una puerta hecha de roca dura y firme. No había otra entrada, pero había una llave de roca. Se les ocurrió al mismo tiempo meter la llave en la puerta. Mágicamente, la piedra se rompió abriendo una gran entrada. Se escuchó un terrible
¡ROARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR! Y apareció el gran cocodrilo bicéfalo que en ese momento estaba tragando un elefante. Más adentro, los primos vieron un arpón con  una espada de oro, lista para disparar. Martín distrajo al cocodrilo mientras Josué le lanzaba el aceite que encontró en una cubeta abandonada. El cocodrilo se encontraba a punto de atrapar a Josué, quien llamaba desesperadamente a Martin, pero cuando la bestia volteó, poniéndole aceite a la espada le prendió fuego y la disparo directo al corazón del monstruo. De repente la bestia también comenzó a arder en llamas y murió.
Finalmente, se abrió otra puerta que conducía a la entrada de la casa del mago anciano. El dijo: –ustedes han tenido valor para venir aquí. ¿Y a que se debe su visita a mi gran casa mágica? –Los dos respondieron, casi al unísono, que deseaban que sus dos países pudieran tener justicia y libertad, pero no se atrevían a decírselo a sus conciudadanos porque en cualquiera de los dos lugares los asesinarían.
lindo paisaje
El mago les respondió diciendo que ellos ya habían dado muestras de gran coraje atravesando todos esos peligros. Les reveló la existencia de un hechizo para que no morir asesinados, pero antes debían jurar que solo lo usarían para el bien. Ellos asintieron.

El mago, con un hechizo, los teletransportó al lugar donde comenzaron. Se dirigieron donde el rey diciéndole que no había libertad y que el pueblo la exigía. El rey los mando a matar con la lanza de uno de los guardias. Al ver que no podía matarlos, los dos primos decidieron encarcelarlo y posteriormente solicitaron al pueblo escoger su gobernante, y el nombre que le pusieron a este acto fue democracia. Eligieron a Martin Álvarez como gobernante y así hubo justicia y libertad en San Libertad. Allí mismo escogieron un ejército para detener a los criminales de San Justicia. Todos fueron detenidos y milagrosamente no hubo ni un muerto. Los habitantes decidieron que Josué Valle sería su gobernante y allí también hubo libertad y justicia. De allí viene lo que nos ayuda a mantener el orden en nuestro país.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.