miércoles, 6 de febrero de 2013

MIENTRAS DORMÍA


Por: José María Castillo Hidalgo


¿Dónde vive mamá?

¿En la casa de la montaña?
¿En la casa del barrio?
¿Dónde estuvimos reunidos
departiendo por última vez?
        Ya no vive mamá
        tan solo sueña
        en mis recuerdos.

¿Y la casa grande dónde está?
¿Y los pasos suaves de papá?
El sonido callado de sus movimientos
la taza de té quemante
la sonrisa transformante
el estrépito de las bocanadas de humo 
que van desprendiéndose
del silbido vivificante.
¿Dónde están?
        Ya no vive papá
        tan solo me espera
        en mis recuerdos.

Todo el jolgorio 
de la marimba de nosotros
el sueño que soñábamos
las corridas, los rezos,
las quinielas, los jarrones,
las macetas, los sofás
y pamplinas
ya no existen papá,
ya no existen mamá,
        Tan solo nos acompañan, derritiéndose,
        vívidos e insolentes
        en nuestros sueños.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.