lunes, 1 de octubre de 2012

HAMBRE, SOBERANÍA Y DIGNIDAD

Por: José María Castillo Hidalgo
dibujo de niño con hambre
Alguien dijo por allí que la soberanía no se come. Y también se ha dicho hasta el cansancio que el hambre tiene cara de perro. La soberanía, la independencia y la libertad se alcanzan cuando se vencen el hambre, la ignorancia y se sacuden de una vez por toda la estupidez y la enfermedad del alma, mientras tanto aquellos conceptos son quimeras y laberintos para los más pobres y los miserables. Habría que querer aún más a la gente que al territorio. El territorio es sagrado porque es para servir a la gente. Ningún otro interés tiene preeminencia al problema del hambre, la salud y la superación en la calidad de vida de las grandes mayorías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.