sábado, 4 de julio de 2009

De Petrodólares, Narco dólares y Revoluciones

Ecleciastes 9:13 Hablemos de sabiduría: esto vi bajo el sol y que no me pareció poca cosa.
9:14 Había una pequeña ciudad, con pocos habitantes. Se presentó un rey y le puso sitio con parepetos y trincheras.
9:15 En la ciudad, sin embargo, había un hombre muy vivo, un hombre muy ordinario, y gracias a su astucia la ciudad se salvó. Pero como era un hombre muy ordinario, nadie pensó más en él.
9:16 Entonces dije: la sabiduría supera a las hazañas, pero cuando se trata de los pobres, se desprecia su sabiduría: pueden hablar, pero no los escuchan.
9:17 Las palabras de los sabios, dichas con calma, producen efecto; no así los gritos de uno que es bueno para mandar a locos.
9:18 La sabiduría tiene más poder que las armas: pero bastan los errores de una sola persona para destruir mucho bien.
(Biblia Latinoamericana)


He dejado mi forma habitual de escribir en este blog para informar a mis amigos de cómo va la cosa con la destitución del ex presidente Manuel Zelaya. Desde el inicio, es decir, desde el día en el que Zelaya fue expulsado, un canal llamado Telesur, que tiene la apariencia de ser muy profesional, se ha encontrado en permanente estado de “mentira informativa” sobre la situación que vive Honduras en estos momentos. Telesur, y otros medios hondureños y extranjeros han presentado continuamente imágenes de las revueltas en Honduras, incluyendo quema de llantas y las supuestas manifestaciones de los ciudadanos.

Es de todos sabido que la tecnología permite manipular la información, y que la información emitida por los medios constituye una fuerte motivación y factor de influencia de opinión sobre las multitudes, y más si estas multitudes solo ven una cara de la moneda, en este caso, la cara presentada por el presidente Chávez y su ex lugarteniente en Honduras, el ex presidente Zelaya.

Telesur se ha encargado de hacer tomas de primer y segundo plano, de algunos grupúsculos de delincuentes que se han encargado de destruir y manchar obras arquitectónicas importantes en mi ciudad. La policía no ha actuado de manera agresiva contra estas turbas, con la excepción de las detenciones y encarcelamientos de ciudadanos nicaragüenses y venezolanos que las lideraban. Los ciudadanos que se oponen al retorno de Zelaya tomaron la batuta desde un día después de la expulsión, vistiéndose de blanco, realizando marchas por la paz y demostrando su apoyo al nuevo gobierno. Telesur y otros medios internacionales se encargaron de decir que las multitudinarias manifestaciones eran a favor del retorno de Zelaya. Estas manifestaciones estaban formadas, no por mil, ni dos mil personas, sino por cientos de miles de hondureños dándole el apoyo al nuevo gobierno. El día miércoles, los ciudadanos, al darse cuenta de lo que estaba pasando, decidieron elaborar pancartas gigantes, que pudieran ser vistas desde el aire, para que quedara bien claro ante los medios que las marchas eran en contra de Zelaya y a favor del nuevo gobierno, de la paz y de la democracia.

Sorpresa. Al día siguiente varios medios internacionales decían que los empresarios obligaron a los trabajadores a realizar las marchas, que les regalaron camisetas y que mandaron a hacer las pancartas. Esto es cierto, en parte. Porque esta vez, tanto los empresarios como los obreros, se unieron olvidando las diferencias de clase, para marchar en contra del ex presidente. Estoy de acuerdo que algunos grupos sí quieren el regreso de Zelaya. Mi estimación de la proporción de ciudadanos en esta posición es, siendo optimista, de un 10%. Y es que la crisis política actual estan unidos la mayoría de los sectores. En el nuevo gobierno podemos ver personas de los 2 partidos políticos mayoritarios en Honduras, compartiendo las mismas opiniones, trabajando juntos hombro a hombro, condenando los desafueros a las leyes y la Constitución perpetradas por el gobierno pasado. Algo sin precedentes en mi país. Este, insisto, no fue un golpe militar. Los militares están de nuevo en sus cuarteles, y todas las instituciones del estado están en manos de los mismos civiles, con la excepción, claro está, del poder ejecutivo. Sí hay militares resguardando las instituciones en Tegucigalpa, pero ninguno dentro de ellas.

Quiero recalcar que nunca he tenido nada contra el ex presidente Zelaya. Voté por el, y estuve de acuerdo con la mayoría de sus reformas, pero en los últimos días lo he escuchado mentir. Miente, cuando dice que su familia es perseguida. Dijo una vez, por ejemplo, no recuerdo si el lunes o el martes, que “hay en los hospitales miles de heridos debido a las revueltas a favor suyo”. Eso entre muchas mentiras. El secretario de la OEA, José Miguel Insulza, visitó nuestro país en un intento de hacer volver a Zelaya a Honduras. Su posición es, claramente, a favor de Zelaya y en contra del nuevo gobierno. Sin embargo, dijo algo que contradice completamente a los medios internacionales mentirosos: que en Honduras no se ve violencia. Que las manifestaciones son pacíficas, y que durante esta crisis política no se ha derramado sangre. Esto obviamente descalifica lo que han dicho los medios internacionales y el ex presidente.

El Cardenal Oscar Andrés Rodríguez ha pronunciado un discurso el día de hoy, no solo a su nombre, sino a nombre de los 11 obispos de las Diócesis hondureñas, en donde explica el mecanismo legal por el que el ex presidente ya no era presidente de la república cuando fue llevado a Costa Rica debido a las ilegalidades cometidas por este. Exhortó al ex presidente a no regresar a Honduras para no incentivar la violencia en el país, y llamó a la unidad y al apoyo del nuevo Gobierno. ¿Saben que ha dicho el psiquiatra Carlos Sosa Cuello, embajador del ex presidente ante la OEA, en la reunión de este organismo el día de hoy? Dijo que “les preocupa la amenaza del Cardenal Rodríguez de que habría un baño de sangre de regresar Zelaya a Honduras, y que si esas son las palabras de un Pastor o de un comandante golpista”. Flagrante muestra de irrespeto a las autoridades eclesiásticas católicas de Honduras, y a una de las principales figuras religiosas del mundo. Luego, habló el representante de Nicaragua ante la OEA diciendo que “el gobierno golpista manipuló la información para engañar al Cardenal”. Otro insulto a uno de los hombres más letrados y conocedores de la situación hondureña que he conocido. La forma en que se manipula a la audiencia es impecable. Sosa cuello habla de amenazas, cuando lo que hizo el Cardenal fue una advertencia. Dos conceptos muy diferentes. Me consta que la posición del Cardenal es compartida por todas las asociaciones evangélicas de Honduras.

Y es que el golpe en Honduras no fue dado por un gobierno golpista, sino por un pueblo golpista, ante la amenaza imperialista de Chávez y la flagrante violación de las leyes y la constitución. Si los países del mundo creen que la figura del presidente está por arriba de la Ley fundamental, entonces que vuelva Zelaya, pero la espada de Damocles penderá sobre las cabezas de las naciones. De lo contrario, cuando un mandatario abuse y pisotee las leyes habrá un precedente, sentado por un país de América Central, que me recuerda a otra nación, pequeña también, rodeada de enemigos, que ha podido crecer y prosperar en contra de las probabilidades. Hablo de Israel. Aunque no tenemos el poderío mundial de aquel país, el mismo Dios nos protege, y algún día veremos la honra de los países que ahora nos rechazan, nos marginan, nos dan la espalda, no por golpistas, sino por pequeños.

Mientras tanto se continúa encontrando ilegalidades. En los meses anteriores, se encontraron 14 narco avionetas, abandonadas o quemadas, con matrícula venezolana, que al parecer estaban relacionadas con el gobierno. En Casa Presidencial, se dice que se ha encontrado dólares hasta en los basureros, y fuertes cantidades de dinero en diferentes despachos, especialmente en el del ex presidente. Mientras, el pueblo se moría de hambre, y por primera vez en la historia de la nación el gobierno no realizó un presupuesto general de la República. Al parecer y según se dice, el ex gobierno se encontraba, junto a otros gobiernos que conforman al que se ha dado en llamar por estos rumbos “el eje del mal de las Américas”, involucrado en supuesta narco actividad. Después de todo, la revolución (en caso de haber) no será financiada únicamente con petrodólares, sino también con narcodólares, y los países que apoyen al eje del mal habrán sido cómplices, y serán duramente condenados por la historia. Que tenga buen día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor comente este entrada.